> índice - Capitulo 4 - Anterior - Siguiente

4.4.7.3 - Intensidad de lluvia


 

Tanto en redes unitarias como en separativas es imprescindible realizar un estudio previo acerca del caudal de aguas blancas que va a soportar la red. Para ello se hace imprescindible tratar la intensidad de lluvia.

La primera característica a analizar en la intensidad de lluvia es su variación en el tiempo, y estudiar qué intensidad de lluvia hay que contemplar en cada caso. Conviene admitir como válido el caudal de lluvias ordinarias y no el de chubascos extraordinarios y menos el de tormentas máximas, que conviene aplicar en los casos de grandes poblaciones.

Existen numerosas fórmulas empíricas para determinar la intensidad de lluvia. Deberá tenerse en cuenta que dichas fórmulas son aplicables sólo a determinadas zonas en las que se validó la fórmula.

La expresión adoptada en el programa de Cálculo de Redes de Saneamiento, editado por ATHA para la curva intensidad-duración de lluvia es la siguiente:

I m= k1 ( t + k2 )k3

Donde

Im = Intensidad de lluvia en l/s.ha 

t = Duración de la lluvia en minutos para las lluvias de corta duración y en horas para las de larga duración.

k1, k2, k3 = Constantes

Hemos de observar que la forma de la curva de intensidad de lluvia depende de la situación geográfica de la obra y, por el carácter de extremos de los datos (valores máximos), depende también del período de retorno considerado.

Método directo:

Es posible, que por la proximidad a una estación meteorológica existente, pueda obtenerse directamente o mediante elaboración de los registros pluviométricos, la curva intensidad-duración para un determinado período de retorno, en cuyo caso no hace falta realizar ninguna estimación para la curva intensidad-duración.

Métodos indirectos:

En caso de que no se disponga de la curva intensidad-duración de forma directa, es necesario realizar una estimación de ésta, para ello indicamos dos métodos, ambos se basan en la intensidad máxima de una hora, l y la intensidad máxima diaria Id , cuyos valores pueden obtenerse de los mapas de precipitaciones máximas Ph y Pd o mediante información proporcionada por el Instituto Nacional de Meteorología.

Para España se recomienda la utilización de la fórmula:

I = C1· nC2· tC3

(1)

en la que:

I, es la intensidad de lluvia en mm/hora

n, es el período de retorno

C1, C2 y C3, son coeficientes dados en la tabla adjunta.

 

 

Ejemplo:

Para Madrid y para un periodo de retorno 10 años, las constantes serán

A partir de las dos tablas anteriores obtenemos:

Lluvias de corta duración: Fpr: 1,0000; k1 = 3662,3; k2 = 12; k3= - 0,96

Lluvias de larga duración: Fpr: 1,0000; k1 = 64,7; k2 = 0; k3 = -0,76

 

> índice - Capitulo 4 - Anterior - Siguiente